Gracias

Madre, cinco letras con sus cinco sentidos. Tan grande, tan eterna. Madre, mamá, dos palabras, un significado, dos vidas y un sinfín de sentimientos encerrados. Cuántas risas, cuántas lágrimas, cuántos abrazos. Cuánto amor cabe en esas cinco letras, en el oasis de tus ojos, en tu mirada azul verdosa, verde azulada, que me ha acompañado en cada paso, que se ha contraído al verme llorar y se ha humedecido viéndome avanzar. 

Gracias, mamá, por ser agua en verano y calor durante el invierno. Por abrir la ventana cuando el aire asfixiaba, por ser casa. Gracias por demostrarme que con una carcajada se espanta la rabia, que en calma el agua se vuelve transparente y las cosas se ven más claras. Gracias por tu confianza, por esperar a que sea yo quien decida el camino, aguardando para acompañarme, sin importar cuál haya elegido. Gracias por la libertad que me has dado, por el sueño que sé que te he robado. Gracias por tenderme siempre tu mano, sabiendo que poco a poco la iría soltando. 

Madre puede significar muchas cosas. Amistad, amor, sacrificio, responsabilidad, duda, protección, fuerza, seguridad. Pero nunca será sinónimo de fácil, y muchas veces lo será de cansancio, de titubeo, de dilema, de miedo. Porque eso es la vida, y eso es lo que tú me has dado. 

1 comentario

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s